DECÁLOGO VERDE

En el colegio San Antonio de Padua queremos transmitir que el objetivo de mejorar el mundo no es una tarea de unas pocas empresas elegidas, gobiernos o personas, sino que se trata de una responsabilidad y compromiso de todas y todos.

Tenemos que ser conscientes de que no vivimos solos, nuestros actos repercuten para bien o para mal en otras personas. Nuestra responsabilidad transciende nuestras acciones individuales. Todo lo que hacemos influye, de un modo u otro, en el resto del mundo.

Súmate, participa, actúa y trabaja para combatir la injusticia y cuidar el planeta. Recuerda que cada persona es única y capaz de aportar cosas diferentes y necesarias. Es el momento de hacer, de construir colectivamente, de crecer caminando junto con otras personas que, como tú, apostamos por un futuro mejor ayudando a crear una sociedad que cuide el planeta y aumente el bienestar de cada persona, porque otro mundo mejor es posible y necesario. Es responsabilidad de todos y todas trabajar para alcanzarlo.

 

Cartel del decálogo verde de los colegios franciscanos